Nanka, nuevo local en San Isidro

arroz con pato acevichado
   

Siempre había querido ir a Nanka, era un pendiente que tenía pero por a por b, siempre lo habíamos ido postergando. Cuando nos llegó la invitación para la preinauguración de su nuevo local en San Isidro, no pude estar más feliz.

Conociendo Nanka en su nuevo local de San Isidro

Nanka abre sus puertas y pone  toda su ilusión y esfuerzo, en esta nueva sede en San Isidro. Este local sigue la misma línea que el de La Molina. Espacios amplios y muy cómodos, ambientes cálidos, tonos tierra que relajan, plantas por doquier refrescando la vista. Decoración rústica pero nada tosca, las suaves líneas, los colores, las luces, en conjunto lo convierten en un restaurante elegante. Siguiendo con su filosofía, en el restaurante se usa todo lo que pueda ser reciclado. Los vasos, hechos de botellas de vino, las columnas, que en realidad son árboles caídos que se han aprovechado, las mesas fabricadas a partir de restos de maderas… Tubos de pvc para hacer un huerto vertical, en donde puedes ver todas las hierbas que usan, laurel, hierbabuena, ajíes…cultivadas con abono orgánico y libres de todo químico.

Lo que hay en la carta

La cocina de Nanka es totalmente orgánica, natural, libre de químicos y saborizantes, enfocados en el uso de productos autóctonos.

   

Su carta es muy variada, encuentras piqueos como su fondue andina, butifarritas de alpaca,  o unas riquísimas croquetas de quinua. Probamos esas dos últimas y realmente espectacular, las croquetas de quinua, fueron mi perdición. Seguimos con las entradas, como el cóctel de langostinos a la norteña o su famoso ceviche Nanka. Ensaladas de todo tipo, fondos entre platos de carne, pescados y mariscos, pastas artesanales, inclusive fuentes para compartir si vas en grupo. No podemos olvidarnos de los postres, pie de aguaymanto, canolis veganos, tres leches de choclo y muchos más, a cada cual más llamativo. Y por su puesto, una buena sección de tragos, cócteles y bebidas naturales.

Lo que probamos

Caipiroska de Lorena

Absolut Vodka, fresas, limón tahití y muña

caipiroska de Lorena - nanka
caipiroska de Lorena – nanka

Cuando pusieron este cóctel ante mis ojos, con una cuchara, me quedé sin saber qué decir. Y eso ya es raro en mí. Un trago que se bebe (y se come) con cuchara. Todo un vaso de fresas frescas, bañadas por vodka y un limón más dulce que el peruano, por lo que es más amable con su punto de acidez. Trago fresco, dulce, divertido y realmente adictivo.

Experiencia Nanka

Chilcano premium, latita BritVic, shot de jarabe de goma artesanal y botellita de Portón de 50 ml personalizada con foto de Nanka.

experiencia nanka - nanka
experiencia nanka – nanka

¿Imaginas nuestra cara cuando pusieron ese laboratorio frente a nosotros? La diversión está asegurada. Un cóctel que te haces tú mismo a tu gusto, cantidad de limón, de goma, amago de angostura, de pisco… Y la botellita personalizada, ideal para coleccionistas.

pisco personalizado - nanka
pisco personalizado – nanka

Focaccia con aceite de oliva orgánico y semillas

pan focaccia - nanka
pan focaccia – nanka
   

Abrimos boca con este tiernísimo pan en la que hay que seguir el ritual, partir el pan, mojar bien en aceite orgánico vírgen extra y una vez embebido en ese oro líquido, estampar el pan sobre la cama de semillas y degustar. ¿Cómo algo tan simple puede estar tan rico? Pues lo está. Las semillas le dan ese toque tostado y crujiente, que hace que no quieras que se acabe.

Rollitos vietnamitas

Langostinos y vegetales a la plancha, enrollados en papel de arroz, sobre lechuga crocante.

rollito vietnamita 2 - nanka

Piqueo sorprendente, texturas crujientes y suaves, sabores agridulces. La lechuga no desvirtúa el sabor del rollito y ayuda como soporte del mismo.

Tartare de atún

Trocitos de atún crudo con mango y pepino, sobre dados de palta. Servido con chips de arracacha.

tartare de atún - nanka
tartare de atún – nanka

Un tartare de sabor elegante ¿existe algo así? Es lo que me pareció,  sabores dulces y picantes se entrelazan y la palta como siempre aliada, aportando esa cremosidad tan característica. Las hojuelas de arracacha dan el puntito crujiente que todo plato agradece.

Ceviche Nanka

De pescado sostenible del día, carpaccio de palta, papaya verde encurtida y sandía en daditos.

ceviche nanka - nanka
ceviche nanka – nanka
   

Entra directo a mi lista personal de ceviches favoritos. Que lo sirvan con el vasito de leche de tigre a parte, me parece una genial idea, así puedes beberlo como shot, o bañar el pescado y comerlo todo en conjunto. Nosotros lo bañamos y el resultado de sabores es increíble, dulces, ácidos, salados, todo en uno. La sandía encurtida es como una golosina riquísima de la que te dan ganas de comer un plato solo de eso, pero junto al pescado y la leche de tigre, lo elevó de bueno a superior.

Raviolis artesanales de alcachofas

Pasta rellena de alcachofa, queso crema, chincho y huacatay. Servido con salsa pomodoro y ajo crocante. Decorados con albahaca frita.

ravioles - nanka
raviolis – nanka

Lo admito, no me gusta la alcachofa. Rectifico, no me gustaba la alcachofa, hasta hoy. Es evidente que no probé la correcta. Raviolis con bastante relleno, muy cremoso y con una salsa que balancea el sabor del relleno, perfecto el puntito dulce del pomodoro.

Cochinillo

De un mes, bien tostadito. Servido con ensalada fresca de lechugas, daditos de sandía fresca, aceite de oliva y limón. Acompañado de salsa de lúcuma y lentejas baby. Aromatizado con culantro.

cochinillo - nanka
cochinillo – nanka

Este plato sale en fuente, ideal para compartir. La carne como podrás imaginar, es tierna a más no poder, super sabrosa y con la piel bien crocante. Al estilo segoviano, como en mi país. La ensalada viene muy bien aliñada, cosa que agradezco y acompaña muy bien a la carne. La salsa de lúcuma y lentejas… sin palabras. Jamás imaginé que la lúcuma era tan versátil y aunque no soy fan de esta fruta, en esta salsa, admito que me conquistó.

Lomo Saltado

Medallones de lomo saltado, con arroz con choclo y papas fritas

lomo saltado - nanka
lomo saltado – nanka

El mejor lomo saltado que probé hasta ahora. La carne es tan tierna que se corta como mantequilla. Arroz bien graneado y de rica sazón y esas papas… ¡ay! Esas papas… Fritura absolutamente perfecta. Crocantes por fuera, tiernas por dentro y con un sabor increíble. Uno de mis platos favoritos del almuerzo.

Arroz con pato acevichado Nanka

Un arroz meloso compañado con pierna de pato orgánico en salsa de cerveza negra, culantro y espinacas.

arroz con pato acevichado
arroz con pato acevichado

Sencillamente para ponerse de pie y hacerle una ovación. Para mi fue el plato estrella, sin duda. Este plato también sale en fuente para compartir y lo terminan de preparar en tu mesa, mezclando la salsa con el arroz. Nuevamente, carne super tierna y el arroz melosito tan sabroso, que es otro plato que no quieres que se termine.

Crema volteada entre milhojas

Milhojas relleno con crema volteada. Servido sobre carpaccio de mango y acompañado de un shot de frutos rojos al almíbar de naranja.

crema volteada entre milhojas - nanka
crema volteada entre milhojas – nanka

Ultimamente me estoy aficionando a los postres de crema volteada con hojaldres y este milhojas fue una auténtica delicia. Postre muy delicado con un buen punto de dulce, no empalaga. Es divertido verter el shot de frutos rojos sobre el postre  y  más divertido aún degustarlo.

Torta de chocolate Nanka

Bizcocho de cacao orgánico 72% bitter, bañado con ganache de chocolate orgánico 60% bitter.

torta de chocolate - nanka
torta de chocolate – nanka

Torta que entra directa a mi lista de favoritas. Me encantó. Adoro las tortas que resaltan el sabor bitter y en esta se siente a cada bocado. Buenísima la mousse y la cobertura tan generosa. Y si quieres añadir sabor y ricura, acompáñalo con una bola de helado de lúcuma

Helado artesanal de Lúcuma

De lúcuma orgánica sobre galleta de carbón activado  y coulis de frutos rojos

helado de lúcuma - nanka
helado de lúcuma – nanka

Muy cremoso de delicado sabor, buen balance de dulce, es el acompañamiento ideal para la torta de chocolate, pues están hechos el uno para el otro, cada uno aporta y realza los sabores de su compañero. La galleta es dulce y crujiente, me gustó a combinación.

Semifredo crocante de chirimoya

Naranjas confitadas y merengues sobre crocante de polenta y chocolate

semifredo crocante de chirimoya - nanka
semifredo crocante de chirimoya – nanka

Semifredo muy refrescante, es un postre ligero que no te empacha ni empalaga, es casi como estar comiendo la chirimoya fresca. Genial las hebras de naranjas confitadas, contrastan muy bien con el sabor de la crema. El crocante buenísimo, puntito extra de crujiente en este postre tan suave.

Conclusiones

No sucede muy a menudo, pero Nanka fue uno de esos restaurantes que nos sorprendieron (para bien) de principio a fin. Tanto su filosofía saludable, ecoamigable, en la que se debe reutilizar todo en la medida de lo posible, como su máxima de solo trabajar con productos locales y orgánicos, consiguieron que me enamorara no solo de su cocina, sino también de su visión. Nanka es uno de esos sitios que deja huella y no olvidas fácilmente. Felicitamos a todo el equipo y deseamos que esta nueva andadura en San Isidro sea igual de fructífera que  en La Molina. Hoy dos estrellas, sonríen orgullosas desde algún lugar.

Datos de Nanka

Dirección:

  • Calle Manuel Bañón, 260 San Isidro

Teléfono:

  • (01) 4678417

Horarios:

  • De lunes a sábados de 12:30 pm a 11:30 pm
  • Domingos de 12:30 pm a 17:00

Precios:

  • Caipiroska de Lorena: S/26
  • Experiencia Nanka: S/32
  • Rollitos vietnamitas: S/42 (3 unidades)
  • Tartare de atún: S/40
  • Ceviche Nanka: S/59
  • Raviolis de alcachofa: S/42
  • Arroz con pato acevichado: S/99
  • Cochinillo: S/139
  • Torta de chocolate: S/28
  • Helado: S/10
  • Semifredo de chirimoya: S/28
  • Milhojas de crema volteada: S/26

Datos adicionales

  • Aceptan VISA
  • Estacionamiento: Valet Parking

 

¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 5 Average: 3]