La Niña, cocina de temporada en su máxima expresión

cuy crocante 2 - la niña
   

Divertida, traviesa y con ganas de jugar, así es La Niña, restaurante lleno de arte, ilusión, platos sorprendentes y gente que ama el trabajo que hace.

Conociendo a La Niña

Una antigua casa fue el lienzo sobre el que fueron dando pinceladas artísticas en cada rincón. Murales en las paredes, originales cuadros y objetos decorativos forjaron el carácter de La Niña. Dos pisos. Arriba una pequeña terraza, ideal para tomar unos tragos. Y la zona de bar, donde preparan unos cócteles que llegan a sorprender, incluso sin alcohol.

   

En el primer piso, mesas y cocina abierta con barra, ideal para disfrutar de su carta de piqueos. En otro ambiente, un saloncito pensado para grupos grandes y la pequeña bodega, con una estudiada selección de vinos.

Qué hay en la carta

Cuando nos informaron del concepto de La Niña, nos cautivó desde el primer momento. La carta de snacks, que va cambiando a diario, con temperamento, basándose solo en productos locales de temporada. Quesos, panes de masa madre, ceviches de pesca del día, jamones… cada día una sorpresa. También encuentras raciones, como cuy crocante o pato confitado y snacks dulces, como paleta de aguaje o tres leches de coca y chapla entre otros.

Y ahora vamos al plato fuerte. La cena. Sí, porque La Niña solo abre de noche. ¿Por qué? Porque quiere, porque va contracorriente y porque eso es parte de su encanto.

Si eres indeciso a la hora de elegir platos, La Niña te lo pone fácil. Dos menú cerrados. Uno que incluye carnes y mariscos, menú Suelo. Otro basado en vegetales, menú Semilla. Ambos los puedes escoger sin maridaje o con él y éste con alcohol o sin alcohol. Elige uno y prepárate para sorprenderte.

Lo que probamos

Decidimos probar los dos menús. José Carlos se pidió el menú Suelo maridado con cócteles sin alcohol a base de infusiones, especias y frutas. Yo elijo el Semilla con maridaje con alcohol, a base de vinos

Snacks y raciones

   

Para abrir boca, antes de empezar la cena, pedimos unos snacks y unos tragos.

Tom Collins

Gin peruano, toronja, limón rugoso y agua tónica

tom collins - la niña
tom collins – la niña

Trago muy refrescante, sabores ácidos y secos con la chispa que da la tónica. Realmente me encantó.

Cesta de panes

Una cesta de panes variados, de masa madre fermentada, pan de chía y crisinos. Acompañados de mantequilla casera, de leche de vaca y leche de cabra

cesta de panes - la niña
cesta de panes – la niña

Me encanta ese punto ácido de la masa madre en el pan, por lo tanto este pan fue una auténtica adicción. Las mantequillas caseras, suaves, untuosas, perfectas con el pan. La de leche de cabra es muy ligera con un puntito de sal tan rico, que podría comer solo esto toda la noche y sería feliz.

Tartare de lomo maduro

tartare de lomo maduro - la niña
tartare de lomo maduro – la niña

Snack con finos cubos de lomo que ha estado madurando durante dos semanas, acompañado de tortillas de linaza. Una delicia en cada bocado, tierno y ácido con el crocante de las tortillas y la frescura de las hojas verdes. Es un hecho que nos espera una buena velada.

tartare de lomo maduro 2 - la niña

Cuy crocante y picante de habas

cuy crocante - la niña
cuy crocante – la niña
   

Un cuy bien cocinado es un manjar y este lo es. Súper tierno y sabroso. Está confitado en grasa de pato y aceite y sellado en horno para darle ese crujientito a la piel. Me encanta el picante de habas, tipo guiso, lo acompaña a la perfección. Como buena española que ama el pan, pienso que esa salsa pide a gritos una hogaza, para remojar y disfrutar.

cuy crocante 2 - la niña

Tortilla de huamantanga y pescado de roca

tortilla de huamantanga - la niña
tortilla de huamantanga – la niña

Ración que llega en sartén de hierro. Con unas papas muy tiernas  y un pescado super sabroso. Cosa rica.

Menú Semilla

Menú cerrado de siete tiempos. En base a vegetales y hortalizas, que incorpora lácteos y salsas a base de carne. No olvides que este menú, cambia semanalmente.

La elección de vinos para maridar cada uno de estos platos, fue excelente. Blancos, tintos, Jerez… No los detallamos en esta nota, para no extenderla demasiado. Pero te diremos que nuestro favorito fue un tinto, blend de Malbec y Pinot  Noir, de sabor frutado. Vino de espíritu tan divertido como este restaurante.

Sandía. Queso chillón.

sandía - la niña
sandía – la niña

Y llega el entrante de mi menú. Un cubo de sandía con cachivito, queso de cabra con leche, aceite de oliva y sal. Nos aconsejan olvidarnos del cubierto y comerlo con las manos. La Niña empieza a jugar. Se siente el aceite de oliva, un puntito ácido del queso y la frescura de la sandía. Recién empiezo y ya me han sorprendido.

sandía 2 - la niña

Zanahoria. Betarraga. Cachivito

Zanahoria Betarraga Cachivito - la niña
Zanahoria Betarraga Cachivito – la niña

Un montón de sabores se entrelazan. La dulzura de las hortalizas, de perfecta cocción. El punto ácido que da el cachivito y un ligero sabor a menta. Por ahora no echo de menos la carne.

Zanahoria Betarraga Cachivito 2 - la niña

Coliflor. Hueso. Rábano

Coliflor Hueso Rábano - la niña
Coliflor Hueso Rábano – la niña

Coliflor en varias texturas, Rostizado,  en puré y rallado, en salsa de hueso. Este plato capta mi atención al momento. Me encanta la coliflor y saber que viene en distintas formas me hace querer probarlo ya. Lo primero que siento es un sabor ahumado. El puré es muy suave y con un punto dulce. Los tallos de coliflor tiernos y sabrosos. Lleva unas tejas saladas que realza el resto de los sabores. Un plato que me sorprendió. Mi favorito del menú Semilla.

Coliflor Hueso Rábano 2- la niña

Huevo. Kale. Olluco. Pituca

Huevo Kale Olluco Pituca - la niña
Huevo Kale Olluco Pituca – la niña

Un guiño a las sopas ramen. Caldito concentrado caliente, que ha estado cocinándose durante días. Huevo cocido a baja temperatura, que aporta mucha cremosidad al plato. Un jardín de hojas verdes que le da el toque fresco. Puré de pituca y semillas de mostazas. Definición de umami en un bowl.

Huevo Kale Olluco Pituca 2 - la niña

Chilcano. Lima

chilcano lima - la niña
chilcano lima – la niña

La Niña sigue con sus travesuras. En el quinto tiempo, para limpiar el paladar,  nos llega un pisco con ginger ale congelado, sobre una rodaja de limón. Nos divierte interactuar así con la comida y probar un trago congelado es una experiencia nueva. Te aconsejo comerlo con un poco de pulpa de limón también, porque está increíble. Es dulce, super refrescante y te prepara el paladar completamente para el postre.

Zarzamora. Queso de cabra.

Sandía asada con vinagre balsámico, crumble de zarzamoras, helado de leche de cabra y sopa de sandía.

Zarzamora Queso de cabra - la niña
Zarzamora Queso de cabra – la niña

Y llegó el postre. Te sorprende lo mires por donde lo mires. A pasos tímidos y expectantes, voy probando cada elemento de este plato. La sandía asada con balsámico, sabor nuevo, tostado, un poco amargo y dulce, muy loco. El crumble de zarzamoras, suave, tierno, toque ácido y dulce a la vez. El helado de leche de cabra, espectacular, tan suave, tan rico… ¿Me vendes un litro?

Zarzamora Queso de cabra 2 - la niña

Menú Suelo

[José Carlos] Este menú tiene la misma cantidad de tiempos que el de semilla, pero su base es la carne. Encontraremos varios tipos de carne en preparaciones diferentes  a lo largo de los tiempos.

Sandía Queso Chillón

[José Carlos] No voy a entrar en mucho detalle porque es el mismo plato que le sirvieron a Ro, pero te da la sensación que estas comiendo un trozo de carne por la sazón que le ponen. Y como bien dice Ro, para comérselo de un solo bocado.

Navajas. Kefir. Langostinos

[José Carlos] Salsa de kéfir decorado con frutos cítricos

Navajas Kefir Langostinos - la niña
Navajas Kefir Langostinos – la niña

Un plato muy fresco, es como si te comieras un ceviche. El queso tiene un peso muy importante puesto que le aporta sabor y cremosidad al plato. Una experiencia de texturas muy particular.

Navajas Kefir Langostinos 2 - la niña

Pecho de res. Choclo. Zapallo

[José Carlos] Res cocida en 50 horas, bañada en pepián de choclo y coronado con salsa criolla.

Pecho de res Choclo Zapallo - la niña
Pecho de res Choclo Zapallo – la niña

Me pareció interesante la forma como presentan el pepián, por lo general es una crema uniforme, pero en esta ocasión podrás encontrar pequeños trozos de zapallo. En líneas generales es una variedad de sabores bien equilibrados entre sí en un mismo plato: El dulzor del pepián, con el cítrico de la salsa criolla, y lo salado de la carne (que por cierto estuvo muy suave).

Pecho de res Choclo Zapallo 2 - la niña

Pato. Plátano. Hueso

[José Carlos] Macerado en una sema con salsa de hueso de pato

Pato Plátano Hueso - la niña
Pato Plátano Hueso – la niña

Me van a disculpar pero tal fue mi curiosidad que le di un bocado al pato antes de tomar la foto respectiva, mil disculpas. El pato estaba muy sabroso, muy tierno. Textura muy suave (teniendo en cuenta que la carne de pato suele ser un poco dura). El plátano, junto con la crema le aportan dulzor al plato. Y la salsa le da un toque de amargor.  Como se habrán dado cuenta, en cada plato te encontraras con una diversidad de texturas y sabores que te sacan de cuadro, pero que todas conviven en armonía.

Pato Plátano Hueso 2 - la niña

Chilcano. Lima

[José Carlos] Mismo limpia boca que venía en el menú semilla.

Chocolate 70%. Vainilla San Rocco. Castaña

[José Carlos] Keke al vapor, mousse, helado de chocolate, ganache y tierra de cacao.

Chocolate Vainilla San Rocco Castaña - la niña
Chocolate Vainilla San Rocco Castaña – la niña

Un postre que mezcla cacao amazónico al 70% y 40% y presentado en diferentes formas y texturas. Este es un claro ejemplo como un producto puede ser tan versátil. Aunque no soy muy chocolatero, puedo decir que este postre estuvo muy rico, sabor amargo del chocolate y el que tuviera tantas texturas hacía que el plato no resultara nada aburrido.

Chocolate Vainilla San Rocco Castaña 2 - la niña

Caja de dulces

Trufa de castaña. Alfajor de mashua. Marshmallow de café

Caja de dulces - la niña
Caja de dulces – la niña

¿Sabes qué? Hay veces que sobran las palabras y otras que faltan para describirlo. La Niña me contagió su espíritu juguetón y esta caja de dulces, dejaré que la descubras por ti mismo.

Conclusiones

En resumen, un ambiente cálido y cómodo. Arte. Buenos vinos bien pensados. Cócteles con sello personal. Cocina de temporada, en su máxima expresión. Y un trato eficiente, esmerado, profesional y cercano, donde cada uno de los que forman el equipo de La Niña, sabe transmitirte la ilusión que sienten al formar parte de esa familia.

Datos de La Niña

Dirección:

  • Calle Francisco de Paula Camino, 299, Miraflores

Teléfono:

  • (01) 3637194

Horarios:

  • De lunes a miércoles de 19:00 a 0:30
  • De jueves a sábados de 19:00 a 1:00
  • Domingos: Cerrado

Precios:

  • Tartare de lomo maduro: S/22
  • Cuy crocante y picante de habas: S/45
  • Tortilla de Huamantanga y pescado de roca: S/30
  • Menú 7 tiempos Semilla:
  • Sin maridaje. S/95
  • Con maridaje: + S/120
  • Con maridaje sin alcohol: + S/70
  • Menú 7 tiempos Suelo:
  • Sin maridaje: S/108
  • Con maridaje: + S/120
  • Con maridaje sin alcohol: + S/70

Datos Adicionales:

  • Aceptan VISA, MasterCard
  • Estacionamiento: Calle
  • Vestimenta: Informal
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 1 Average: 3]